Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

El pequeño afectado por la explosión de Costamare no recordará lo ocurrido

A esta conclusión llegaron los médicos que atienden al menor en Houston, aunque es muy temprano para dar un diagnóstico

Por: Redacción / Critica -

¡Buenas noticias del pequeño Miguel Ignacio Muñoz!, quien junto a su madre y hermanito (fallecido) resultó con severas quemaduras, quien llegó ayer al Shriners Hospitals for Children – Galveston, en Texas, donde se le harán injertos de piel.

De acuerdo a los reportes médicos, el niño no tiene ningún órgano comprometido tras realizársele una revisión general por lo que al parecer no necesitará ninguna intervención quirúrgica por afectaciones de órganos internos, porque no hay signos de derrame". Sin embargo, los médicos que atienden al menor en Hoston indican que el pequeño no recordará nada de lo ocurrido.

Publicidad
Afirmaron queno hay problemas en su presión arterial ni en sus pulmones, ya que ambos están trabajando bien y cumplen sus funciones, a pesar de que el menor está siendo asistido por un respirador.

Al pequeño le realizarán la primera intervención quirúrgica que durará aproximadamente 3 horas con el fin de eliminar la piel quemada y evitar de esta forma algún tipo de infección.  También le colocarán piel temporal.

Los médicos indicaron que se tiene programada evaluaciones en los oídos y en los ojos, como parte de los estudios a los que estará siendo sometido Miguel Ignacio.

 

LEE TAMBIÉN: Karina, víctima de explosión, podría ser trasladada hoy a un hospital en EE.UU.

Miembros de la Fundación Abou Saad Shriners, que gestionó el traslado de Miguel a Houston, indicaron que se está consiguiendo un apartamento para mudar al padre del menor y demás famiiares para la estadía larga a partir del sábado y afirmaron que actualmente se encuentran en un hotel cerca del hospital.

El Shriner Hospital provee una habitación y comida para el padre y se le ha solicitado permanecer siempre en el hospital durante las cirugías del menor.

Miguel Ignacio, de tan solo 5 años, resultó herido por la explosión del 31 de mayo que ocurrió en el PH #7 del complejo residencial Costamare.

Desde el hospital del Niño se le trasladó en una ambulancia al avión dotado de equipos para cuidados intensivos. Miguel Ignacio voló acompañado con un tío, mientras que su padre se trasladó ayer, desde muy temprano, en un vuelo comercial hacia Texas.

La fundación también gestiona el traslado de Karina Lima,  madre de Miguel Ignacio, para que sea recibida en un hospital que está justo al frente (del Shriners Hospital For Children).

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content