Lorena le cortó el pene a su marido; ahora cuenta la historia en un documental

Casi tres décadas después los implicados en esta historia cuentan con lujo de detalles cómo fue uno de los momentos más mediáticos de la historia de la televisión.
Lorena y John cuando participaban del juicio por el caso en 1993

Lorena y John cuando participaban del juicio por el caso en 1993

Por: Redacción / Critica -

El 23 de junio de 1993 una noticia acaparó la atención mundial.  La ecuatoriana Lorena Bobbit le cercenó el miembro a su esposo, el estadounidente John Wayne, supuestamente cansada de recibir abusos y maltrato.
El hecho ocurrió en Manassas, Virginia y ahora cada detalle de lo ocurrido es recogido en una serie que se acaba de estrenar en Amazon Prime Video. Casi tres décadas después los implicados en esta historia cuentan con lujo de detalles cómo fue uno de los momentos más mediáticos de la historia de la televisión.

LEE TAMBIEN: Gladys Brandao y Ernesto se hicieron sus exámenes prenupciales

Publicidad
John y Lorena, hoy en día 

En el documental, la "castradora de Virginia", como la llamaron, describe el famoso cuchillo de cocina de 20 centímetros que utilizó la noche de los hechos, además de ofrecer detalles de su plan para acabar con el sexo de su marido.

Bobbit se abre para describir cómo fue la noche que cambiaría su vida para siempre y la convertiría en demonios para algunos y toda una ‘diosa’ dentro del mundo del feminismo norteamericano.

Cambio de vida
El hecho le cambió las vidas a Lorena y John.  Solo  4 años antes habían contraído matrimonio, pero las peleas y conflictos estuvieron presentes
desde que empezaron a vivir juntos.
Su historia se conoció  a nivel a mundial y los medios más prestigiosos siguieron su trágica historia de cerca. El día que todo cambiaría, John llegó totalmente ebrio y entre golpes e insultos abusó sexualmente de Lorena. La ecuatoriana ya no soportaba más los abusos constantes de su esposo por lo que quiso cobrar venganza. Mientras él dormía, Lorena tomó un cuchillo y le seccionó parte del pene.

Tras cometido el hecho, Lorena, en su desesperación, huyó. Encendió su auto y condujo sin dirección, en el camino arrojó el miembro amputado por la ventanilla. La presión era muy grande y Lorena no la soportó, finalmente se entregó a la policía.
Los oficiales al mando interrogaron a la mujer y no salían de su asombro por la historia que ella les contaba. Los policías lograron encontrar el miembro cercenado y le fue reconstruido posteriormente en una operación de más de nueve horas de duración.