Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

'Somos irresponsables', los mayores hablan del COVID-19

Las personas de edad avanzada son las más vulnerables de la pandemia por coronavirus, según la OMS. Por eso, Crítica conversó con ellos para conocer qué piensan ante la situación que se vive en el mundo.

Por: Ana Quinchoa y Mellibeth González -

Cuando se anunció el primer caso por coronavirus en Panamá el pasado 9 de marzo, las autoridades sanitarias hicieron énfasis en proteger a los mayores de 60 años por ser la población de mayor riesgo. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) deja claro que las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardíacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave por COVID-19.

Con el panorama en su contra y las constantes advertencias, se han convertido en el segmento de la población más mencionado si de contraer el virus se trata, por ello, varios medios televisivos salieron a realizar un recorrido en el país para confirmar si se estaban cuidando del coronavirus.

"En casa uno no hace nada, porque allá uno se aburre", "yo estaba en casa, pero uno está solito allá", "siempre uno tiene que salir, y más si vives solo tienes que andar en la calle a ver qué haces", "mejor es andar por ahí, pero andar tranquilo y solo, no revuelto con nadie". Esas fueron las frases de varios adultos mayores reunidos en un popular parque del país que generaron cierta preocupación entre algunos.

Sin embargo, durante el informe del estado del COVID-19 en Panamá hasta el 19 de marzo, la directora de Epidemiología Nacional, Lourdes Moreno dijo que "si bien es cierto, se decía que había que tener mucho cuidado con los mayores de 60 años, podemos ver cómo los abuelos, padres...han tenido esa precaución de cuidarse y quedarse en casa".

Publicidad

Moreno dio a conocer que entre los casos por COVID-19 predominan las edades de 40 a 59 años y en un menor rango, entre 20 y 39. Explicó que, "el otro rango de edad", personas que pueden moverse con facilidad, son los que estaban representando (al 19 de marzo de 2020) el peligro de transmisión y propagación del virus.

 

Pese a lo anterior, la población mayor no debe bajar la guardia ante el virus, y a diferencia de los "abuelitos" presentes en el parque, muchos mayores se sienten preocupados por la pandemia que ya cobró la vida de una persona: un hombre de 64 años que, de acuerdo con información oficial, padecía diabetes y una neumonía bacteriana.

Crítica conversó con alguno de ellos:

Alex Duval Maltez - 65 años

Al coronavirus no hay que tenerle pavor, sino mucho cuidado y protegerse para no ser contagiado. El lavado frecuente de manos, evito salir de casa, y si lo hago, salgo con un frasco de alcohol. Aunque por ahora no tengo mascarillas. Estoy en busca de algunas para tener en casa y evitar un posible contagio.

Yo trabajo en la construcción y me he visto muy afectado, pues la mayoría de los clientes me han llamado para suspender el trabajo y me dicen que después que pase el brote de coronavirus volveremos a trabajar. Eso quiere decir que me quedaré en casa por un largo tiempo.

Creo que el gobierno debería paralizar Panamá y a la vez, debería brindarles ayuda a las comunidades de escasos recursos, enviando un kit con artículos de higiene.

Yo me gradué en la época del 89, y en ese entonces, me había ganado una beca para estudiar mecánico armero en Perú y aunque no estuve presente en Panamá, recuerdo que los vuelos fueron suspendidos por la invasión.

Elena González - 73 años

El coronavirus tiene alarmada a toda la población, porque se ha presentado en cientos de países y ha llegado a nuestro pequeño país. Nos ha encontrado casi desprevenidos, porque no se tomaron las medidas que debieron tomarse en un principio.

Pienso que a nosotros, a la edad mía, que somos más vulnerables, nos toca seguir indicaciones sanitarias y quedarnos en casa. Saber que al salir e ir a lugares públicos, donde vamos a encontrar a tantas personas, podemos contagiarnos y traer eso a nuestros hogares.

Aunque esta no es mi forma de vida, como vivo sola, he optado por llamar a mis enfermos por teléfono, porque yo llevo la comunión a las casas de personas enfermas. Siempre estoy pendiente de ellos y voy a sus casas, pero ahora, mejor los llamo por teléfono.

 

Creo que somos irresponsables. Todavía no tenemos la conciencia de lo que está ocurriendo, andamos como si fuera paseo, como si fuera Semana Santa, vamos al interior y podemos llevar el virus allá.

Estoy preocupada, porque uno tiene familia, amistades, hermanos que estamos en la tercera edad e igual con nuestros niños.

Gladys Contreras - 62 años

Es bastante trágico y creo que algunas personas no están tomando esto en serio, por lo que he visto en redes sociales.

Lo primordial es instruir a mis familiares sobre las medidas preventivas correctas que deben seguir ante la pandemia de covid-19, como el lavado y la limpieza de manos con alcohol, dejar los zapatos afuera antes de entrar al hogar. Además, recomiendo a las personas tener sanidad cuando salgan de sus casas, porque la salud depende de todos en este momento.

Yo soy modista eventual y me he visto afectada, porque ya no puedo asistir al trabajo, ya que en mi entorno laboral se presentaban muchas personas de avanzada edad y al ser más propensos al contagio del virus, preferí dejar de asistir y mantenerme en mi hogar.

El Gobierno debería repartir bolsas con artículos de higiene y aseo, en especial para las personas que no tengan la facilidad económica para comprarlos, porque, así como hay dinero para celebraciones paganas, también el Gobierno debería brindar ayuda en caso de pandemia.

La invasión del 89 no es comparada con la situación que estamos viviendo hoy en día, pues en esa época no se decretaron las medidas adecuadas, ya que fue algo que se dio “por sorpresa” y las destrucciones que hubo en esa época fue por los propios panameños. Lo que vivimos hoy es mucho peor.

Álvaro Moreno - 61 años

El coronavirus es un tema más de política que de salud, ya que ahora se dio a conocer que el virus estaba en Panamá desde Carnavales. El Gobierno prefirió el aspecto económico y no la salud de la población.

Mis medidas de prevención son las recomendaciones que ha enviado el Ministerio de Salud, por ejemplo, lavarse las manos, estar a distancia de las personas y evitar lugares donde hay aglomeraciones.

En situaciones como esta, el panameño cree que se está acabando el mundo y eso es algo repetitivo del panameño. Por ejemplo, cuando empiezan las matrículas escolares, las personas madrugan para hacer largas filas.

.

Contenido Premium: 
1
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content