Investigan a mujer por supuesto abandono de recién nacida

La mujer debe notificarse los días 15 y 30 de cada mes.
Foto: Ilustrativa - Pixabay

Foto: Ilustrativa - Pixabay

Por: Redacción/ Web -

Panamá- Una mujer en audiencia realizada fue imputada por el delito contra la vida y la integridad personal en la modalidad de abandono de niños y otras personas incapaces de velar por su seguridad o su salud en perjuicio de una recién nacida.

Los hechos por los cuales se le investiga se dan el 24 de septiembre del 2015, en la comunidad de Cerro Maíz, corregimiento de Nibrá, comarca Ngäbe Buglé, cuando una mujer al escuchar los ladridos de un perro, decide seguirle y en medio de un herbazal encuentra a una recién nacida llorando, la cual levanta del suelo y seguidamente la remite a las autoridades médicas del hospital general del Oriente en San Félix.

Publicidad

LEE TAMBIEN: Atropello mortal en La Chorrera

Al ser auscultada, se determina que la infante presentaba un cuadro febril por ello fue trasladada hasta el Hospital Materno Infantil en David, donde tras ser estabilizada es dada de alta.

De acuerdo a testigos de la comunidad, la hoy investigada, cuya edad es 23 años, fue vista salir de su residencia horas antes del hecho y después de una hora aproximadamente, regresa mojada y sucia, por lo cual se presume -de acuerdo a las investigaciones – que esta pudiera ser la madre de la infante. Desde el día del suceso, a pesar que se trató de ubicar, desapareció.

Interpuesta la denuncia, la Fiscalía de Asuntos Indígenas, ordenó su conducción el 17 de junio del 2016, misma que se hizo efectiva el 18 de mayo del presente año, en el sector de Porto Rica, en el corregimiento de Chichica, distrito de Munä, en la comarca Ngäbe Buglé.

En audiencia de control, el Ministerio Público presentó los elementos de convicción con los cuales se cuentan en estos momentos, lo cual permitió que el Juez de Garantías accediera a legalizar la aprehensión y dar por formulada la imputación por los hechos antes señalados.

Se aplicó como medidas cautelares, la notificación los días 15 y 30 de cada mes, la prohibición de salir del territorio nacional y de acercarse a la víctima y testigos. Igualmente se ordenó la realización de la prueba de cotejo de ADN, a fin de confirmar los hechos denunciados.